Ultimas carreras disputadas

21/10 Carrera popular Butarque (10k) 54'10"

28/10 Dublín marathon 4h18'55"

11/11 Media maratón Moratalaz 2h01'05"

Próximas carreras

02/12 Sorrento-Positano
09/12 Media maratón Villaverde
15/12 Cross Patones (12,5k)
29/12 San Silvestre trail (18k)
31/12 SS Manzanares el Real (16k)
13/01 Trofeo Páris (10k)
03/02 Cross alpino cebrereño
28/04 Cracovia marathon

jueves, 27 de septiembre de 2018

RIBERA RUN RACE 2018

La "Ribera Run Race" la conocía de nombre del año pasado, aunque no sabía ningún detalle sobre ella. Fue este año en Somiedo cuando Óscar Delgado me la recomendó, y allí mismo pude preguntarle acerca de ella a Depa, su organizador. La única pega era que se disputaba una semana después del Medoc y una semana antes de los Galayos, o sea, el calendario iba cargadito, no sólo de carreras sino también de viajes. Las ventajas de esta carrera eran que el viaje era cortito, a Peñafiel, y que para la carrera grande daban 12 horas. Tras mirar los recorridos finalmente me animé a inscribirme y lo hice a la distancia mayor, los 56 km. (desnivel positivo 500 m.).
El viernes 14 a mediodía viajamos Mapi y yo a Peñafiel, nos alojamos en el hotel Convento Las Claras, que ya conocía de otra estancia años atrás. Nos acercamos al hotel Pesquera a recoger el dorsal, allí pudimos saludar a Óscar, que estaba ayudando a la organización. Después volvimos a nuestro hotel para darnos una sesión de spa.
CON ÓSCAR DELGADO
El sábado temprano arriba, por suerte el lugar de salida y meta, la bonita plaza del Coso, estaba situada a poco más de 500 m. del hotel. Ya en la plaza pudimos saludar a Depa y a varios conocidos, Antonio, Capi, Francisco Javier, Enrique Benito y Luis Arribas. 
CON CAPI, BENITO y OTRO CORREDOR

CON FRANSCISCO JAVIER y SUS COMPAÑEROS DE LA PANDA DEL MURO

JUNTO A DEPA

CON LUIS ARRIBAS y ANTONIO LÓPEZ
Tocaba una carrera con mucho calor, y esa fue una de las razones por la que no llevé disfraz, ya terminé un poco harto tras la carrera del Medoc, disfrazado y también con bastante calor a ratos. 
LA PLAZA DEL COSO CON EL CASTILLO AL FONDO
El ritmo en carrera iba a ser una incógnita, el miércoles salí a trotar por el barrio y molestias en el tendón de Aquiles me hicieron parar cuando apenas llevaba 5', el jueves y viernes incluso me molestaba ligeramente a ratos al caminar. Así que podía suceder que tuviera que hacer la carrera caminando, cosa factible en 12 horas, aunque no deseada. 
RECORRIDO DE CARRERA
A las 9 se daba la salida, dos horas después saldrían los corredores de la carrera de 25 km. No había material obligatorio, sí recomendado, obviamente el principal era el agua. 
SALIDA DEL TRAMO NEUTRALIZADO
Los dos primeros kms eran un recorrido por las calles de Peñafiel, que incluían el paso dentro de las bodegas Protos, y ya a las afueras parábamos y nos reagrupábamos de nuevo, había sido un tramo neutralizado. La carrera comenzaba ahora. En esos dos kms yo no había sentido ninguna molestia.
El primer tramo hasta las bodegas Tresmano lo hice en compañía de Antonio, fue la parte más bonita, pegados al río Duero por un camino muy agradable y por sombra, además a esas horas aún no hacía mucho calor, el sendero era blando, ideal para mis tobillos. 
En compañía de Antonio avanzamos de charleta a buen ritmo, el camino era un continuo sube y baja, pero de rampas cortas aunque algunas con buena pendiente. Sobre el km. 6 el primer avituallamiento, agua. 
Poco más de 1 km. después dejamos el cauce del río y salimos de la vegetación, yo noté mucho el cambio, se notaba ya algo de calor y mi ritmo y sensaciones decayeron ligeramente. 
Pasado el km. 11 llegábamos al avituallamiento de la bodega Tresmano, muy cerca de Padilla de Duero, allí nos esperaba un poco de embutido y un fresquito y buen vino, servido además en copas de cristal. Por supuesto también agua y fruta. A partir de ahí Antonio ya iría por delante a su ritmo.
CON ANTONIO EN EL AVITUALLAMIENTO DE LA BODEGA TRESMANO
Continúo ya solo, una pista nos volverá a conducir junto al Duero, y poco después lo cruzaremos por un bonito puente peatonal de madera laminada que poco más de un kilómetro después nos hará llegar a la bodega "Dehesa de los Canónigos" en el km. 17, allí me espera Mapi. 
CRUZANDO EL DUERO

Espectacular este avituallamiento, en unos bonitos jardines junto a la bodega, con música, agua y fruta, igualmente vino en copas de cristal (todos fueron así salvo en Emina) y jamón serrano. Lo bueno de esta carrera es que dan una pulsera para el acompañante de manera que este puede disfrutar igualmente de los avituallamientos.

BODEGA "DEHESA LOS CANÓNIGOS"

Continúo la carrera, toca un tramo por pinares, con algunas sombras, es también un tramo con pistas muy arenosas, bastante incómodo. Después volvemos al sendero junto al Duero y así llegar cómodamente al siguiente avituallamiento en el km. casi 23, este es más pequeño y está situado junto al bonito monasterio de Valbuena, en San Bernardo. 
Y por carretera poco más de un kilómetro después llegamos al avituallamiento de bodegas Emina, km. 24 y de nuevo está Mapi. Llego tras 2h43'. En ese punto es donde finaliza la carrera de 25 km.
LLEGANDO A LA BODEGA EMINA

De nuevo vinito fresco y otros buenos productos, a partir de aquí la carrera ya no será igual.

Se acabaron las sombras, y también el perfil plano en los siguientes kilómetros. Cruzamos la carretera y comienza una pista ascendente que nos hace subir unos 150 m. en cerca de 3 kms, pasan ya de las 12 y se nota mucho el calor, tanto que ya no correré salvo que el perfil sea descendente y en algún caso sin desnivel. Arriba corremos junto a los viñedos, algunas veces los atravesamos. Los tres kilómetros que hacemos por arriba se me hacen largos, hasta que finalmente volvemos a bajar para llegar al avituallamiento de la bodega "Hacienda Monasterio" en el km. 31  

BAJANDO HACIA LA BODEGA "HACIENDA MONASTERIO"
Veo a Mapi de nuevo y me refresco, por suerte el avituallamiento está a la sombra. Otro buen vinito al cuerpo con su buen aperitivo.
Bajamos hasta la carretera y toca el peor tramo, la pista en paralelo, se hace duro con el calor. 

No se tarda en llegar a Pesquera de Duero, al comienzo de pueblo está la bodega Nexus, en la que yo creía que estaba el avituallamiento, pero debían haberlo cambiado y hubo que atravesar todo el pueblo para llegar al avituallamiento de la bodega Tinto Pesquera, km. 39.
ENTRANDO EN LA BODEGA "TINTO PESQUERA"
Había mucha gente, turistas en catas y visitas de bodega. Tras beber agua y coca.cola aproveché para sentarme en una mesa con Mapi y tomar el correspondiente vino con un guiso de patatas calentito muy rico. Eso sí, lo de sentarse no fue buena idea, luego costó ponerse de nuevo en marcha. 
Salida de Pesquera, seguimos por pistas con el sol atizándonos en lo alto, y de nuevo tras cruzar una carretera viene otra subida larga, e inmediatamente bajamos, lo que sirve para trotar un poco y soltar piernas. De inmediato llegamos a Curiel de Duero donde otea su castillo, al que por suerte no hay que subir. En el km. 45 se encuentra el avituallamiento de la bodega Comenge, muy bueno también. Con el castillo a la vista, unos jardines con una pequeña laguna, un grupo tocando música, y por supuesto vino acompañado esta vez de carne a la plancha, en el jardín había mesas y sillas (esta vez no me senté). 
CASTILLO DE CURIEL DE DUERO


AVITUALLAMIENTO BODEGAS COMENGE
Y en ese avituallamiento coincidí, como en otros anteriores, con Raúl, al que también seguía su chica y un amigo, no le conocía y andaba desde hacía bastante rato con tirones cada vez que corría, con lo que iba caminando. Parecía estarse pensando lo de abandonar (desde luego puestos a dejarlo aquel era un sitio cojonudo). Le dije que siguiera, que iríamos juntos tranquilamente.
Y así se convirtió en mi compañero hasta meta, caminando a buen ritmo y trotando muy ligeramente cuesta abajo. 

Sobre el km. 48 llegábamos a las bodegas Legaris, último avituallamiento antes de llegar de nuevo a Peñafiel.

BODEGAS LEGARIS
Continuamos, cruzamos el Duero por el puente de piedra y poco después por otro puente de madera cruzamos el Duratón junto a su desembocadura.

PUENTE SOBRE EL RÍO DURATÓN
Siguiendo el Duratón llegamos a Peñafiel, en un tramo en el que vamos por la sombra de los árboles, se agradece un montón, entramos en el pueblo y nos dirigimos al penúltimo avituallamiento en el km. 54, las archiconocidas bodegas Protos, donde degustamos otro buen vino.

BODEGAS PROTOS CON EL CASTILLO AL FONDO
Ya sólo nos queda subir al castillo de Peñafiel, y no lo haremos por la carretera, sino como suele decirse, a cholón. Es una subida durilla aunque corta, hace muchísimo calor, debe ser el que refleja la piedra del castillo cuando vamos junto a él. Aunque haya sido durillo hay que subir sí o sí.Subimos un murete por una escalera de mano para situarnos junto a la muralla, bordearlo y llegar a la zona de la entrada, allí el último avituallamiento, a 500 m. de meta, para tomar un vino rosado.
AHÍ ESTAMOS ARRIBA JUNTO A LA MURALLA EXTERIOR
La bajada del castillo es lo peor, el primer tramo tiene mucha pendiente y es de tierra, directamente pongo un culo a tierra y bajo así. me evito el culazo. Después ya llegamos inmediatamente a la plaza del Coso para entrar en meta tras 8h54'. 
ENTRADA EN LA PLAZA DEL COSO


LLEGADA A META CON RAÚL

Tras comentar un poco la carrera con Depa y recibir el trofeo finisher, una copa de cristal con el símbolo de la carrera degustamos más vinos, ya que podamos tomar cuantos queramos. 

OBJETIVO CONSEGUIDO

CON MAPI, MI AMOR y FIEL SEGUIDORA
Resumiendo, se trata de una buena carrera, si bien se ha hecho muy dura por el calor. A modo de comparación con el maratón del Medoc, que podría ser la carrera de referencia de este tipo, diré que la francesa destaca por su colorido y ambiente, se trata de más de 8000 personas que en su mayoría van más o menos disfrazadas. Sin embargo el recorrido es un poco más bonito aquí (aunque en el Medoc se pasa junto a chateaux realmente bonitos), y por supuesto los avituallamientos de la RRR son mejores, el poder tomar el vino fresquito y en copa de cristal en vez de del tiempo en vaso de plástico es un lujo (obviamente es casi inviable en un avituallamiento donde pasan 8000 corredores, aunque en uno lo había), además tantos corredores es demasiado caótico en los primeros kilómetros, está un poco saturado.
Sin duda esta será una carrera a la que vuelva. 

viernes, 14 de septiembre de 2018

MARATHON DES CHATEAUX DU MEDOC 2018


Como bien dice la imagen típica de este maratón, es el más largo del mundo, en mi caso ha supuesto la PMP en esta segunda ocasión en la que lo he corrido. El repetirlo vino de la mano de Julián y Chelo, que deseaban hacerlo, por lo que nos animamos Mapi y yo, y el día que salieron las inscripciones en marzo nos apuntamos, apenas debieron durar unas horas. De inmediato formalizamos el tema del alojamiento, una casa rural (chambre d´hotes La Cadournaise) situada en Saint-Serin de Cadourne, a unos 20 km. de Pauillac, lugar de salida y meta de carrera. También decidimos hacer el viaje en coche.
El otro tema pendiente era el del disfraz y durante el mes de agosto Chelo se ocupó de confeccionarlos, quedaron muy bien y no resultaron incómodos.
Así llegó la fecha señalada, salimos de viaje el jueves a mediodía para hacer parte del trayecto antes y dividir el viaje en dos, esa noche la pasamos en Irún. Al día siguiente continuamos viaje con parada intermedia para visitar la gran duna de Pilat, situada cerca de Arcachon.

DUNA DE PILAT
Continuamos viaje y a mediodía estábamos en Pauillac, lo primero que hicimos fue recoger el dorsal y visitar la feria del corredor, apuntándonos de paso al sorteo de varios maratones franceses, nunca se sabe. Junto al dorsal daban una bonita camiseta.




Después tomamos posesión de la casa rural, muy agradable y con habitaciones muy bonitas. Esa tarde volvimos a Pauillac a cenar.
El domingo tras desayunar fuimos a Pauillac, algo más tarde que hace tres años, pero tuvimos suerte y pudimos aparcar a poco más de 500 m. de la salida. Este año para acceder había que pasar controles si se llevaban bultos. Una vez dentro ya nos dedicamos a sacarnos fotos con otros corredores, la mayoría de la gente va disfrazada en mayor o menor medida. 







Pudimos saludar a Gerardo y Luis, que llegaron de Burdeos, a David y Giorgina no pudimos verlos.
JUNTO A GERARDO, JULIÁN, CHELO y LUIS. 
A las 9:30 comenzaba la carrera, el recorrido era diferente al que hice tres años antes aunque supongo que muchas bodegas sí eran comunes. Al handicap que suponía correr disfrazado, parar muchísimas veces en carrera y tomar vinos, se añadía el del calor, las máximas que daban eran de 27-28º y el cielo estaba totalmente despejado, ni una sola nube. Decir que el calor se sufrió a ratos, había sitios donde se notaba mucho y en algunos otros apenas o algo de brisa lo sofocaba. Íbamos a hacer la carrera los tres juntos, Julián, Chelo y yo.
RECORRIDO
Salimos unos 8500 corredores, había grupos que llevaban carrozas o vehículos, eso hizo que en los primeros kms atravesando las calles del pueblo hubiera atascos. Igualmente los hubo en los primeros avituallamientos, nosotros salimos quizás un poco más atrás de lo debido, tardamos unos 10' en pasar bajo el arco de salida. 
SALIDA DE CARRERA

Había unos 22 puestos de degustación de vinos, cada uno de una bodega diferente, todas situadas en su correspondiente "chateau". Los avituallamientos sólidos eran en su amplia mayoría de galletas, azucarillos, mikados, plátanos y yogures, y lo más importante, hubo durante toda la carrera mucho agua en botellitas, de manera que durante casi toda la prueba yo llevé conmigo una y pude ir bebiendo agua continuamente, y bastante a menudo echarme también por encima. Obviamente degusté todos los vinos, incluso alguno repetí, lo que junto al calor hacía el agua imprescindible. 
EL PRIMER AVITUALLAMIENTO ENOLÓGICO, A 1 KM. DE LA SALIDA,
EN EL MISMO PAUILLAC

A VUESTRA SALUD
El primer avituallamiento sólido fue de dulces, para desayunar.
EL DESAYUNO, PASADO EL KM. 3


CHATEAU SAINT LAMBERT
La primera mitad de carrera fue muy tranquila, entre los atascos en los primeros kilómetros y un malentendido entre los tres que hizo que Chelo y yo esperásemos a Julián en un avituallamiento porque se había parado a mear y cuando llegó y no nos vio continuó mientras seguíamos esperándole, hasta que le llamamos y nos dijo que iba delante buscándonos perdimos mucho tiempo, tanto que el coche escoba iba delante de nosotros y tuvimos que pasarlo. Una vez alcanzado Julián tuvimos que apretar un poco más o mejor dicho parar un poco menos de tiempo. Los tiempos de paso en los controles fueron de 1h37' en el km. 9,2 y 2h32' en el km. 16.
Sobre el km. 23 pasábamos a la altura de Pauillac, pero por el exterior, por esa zona nos esperaba Mapi, el único punto en el que podía vernos puesto que el tráfico se corta por completo. La carrera además de por asfalto discurre por pistas y senderos, con tierra o con grava, y casi siempre junto a viñedos o por entre ellos. Al paso junto a Mapi sobrepasábamos las 3 horas de carrera.



JUNTO A OTRO GRUPO DE ESPAÑOLES

SALIENDO DE LE POUYALET
Tras dejar a Mapi seguimos con nuestro plan, paradas cortas, lo justo para tomarnos el vino y/o coger agua o comida. En un avituallamiento ya tuvimos algo salado, paté, apetecía cambiar un poco el sabor. El km. 27,3 lo pasamos en 4h04'. Julián y Chelo llegaban con más fuerza, más enteros que yo. Km. 35,7 en 5h20'. Aparentemente podíamos acabar en 6 horas o poco más, el límite eran 6 horas y media.

LLEGANDO AL CHATEAU COS D'ESTOURNEL (KM. 26)



EL FAMOSO MURO
Pasado el km. 37 llegamos a la carretera que se dirige a Pauillac desde el norte, paralela y junto al estuario de la Gironda. Allí llegaban los avituallamientos sólidos más específicos, el de ostras (que no comí porque no me van), el de queso, de carne (muy concurrido y que había que esperar).
LAS OSTRAS, AVITUALLAMIENTO KM. 37,5
A apenas un par de kms de meta un pequeño puesto te rotulaba la bandera en la cara si querías, aprovechamos para decorarnos y hacer patria.
Y sólo faltaba el helado, a apenas 500 m. de meta.
LOS HELADOS, KM. 41,5
Así entre las paradas últimas de avituallamientos, pinturas y helados se nos fue el tiempo, llegamos a la recta de meta a la entrada de Pauillac donde esperaba Mapi, cogimos la bandera y entramos en meta tras 6h23'.
LLEGANDO A META


ENTRANDO EN META
En meta la medalla de finisher, una botella de vino del Medoc en una cajita de madera con el logo de la carrera y una bolsa isotérmica muy maja. Además el avituallamiento, con bastante fruta, paté, frutos secos y dulces, y cerveza a discreción.

FOTO DE GRUPO TRAS LA CARRERA, EN LA CASA RURAL
Por la noche volvimos a Pauillac, allí se monta un escenario donde hay orquesta y baile, y también fuegos artificiales sobre el estuario.
Y el domingo se organiza una marcha (balade, 5€/persona), consiste en un paseo entre los viñedos y chateaux, de nuevo con degustaciones de vinos en el bonito catavinos que te daban y un avituallamiento sólido, en casi todos los avituallamientos había acompañamiento musical. Este año partió y acabó en el chateau Marquis de Terme, en Margaux, y fueron unos 8 km. que recorrimos los cuatro tranquilamente en unas 2 horas.
PRIMER AVITUALLAMIENTO DE LA MARCHA







Tras la marcha ya volvimos a España, pero también hicimos parada con un pequeño desvío, alojándonos en el monte Sollube, junto a Bermeo, para visitar el lunes San Juan de Gaztelugatxe. Después fuimos a Elantxobe y comimos allí. Las dos visitas supusieron unas buenas cuestas para recuperar las patucas.
SAN JUAN DE GAZTELUGATXE


SI TOCAS LA CAMPANA VUELVES






ELANTXOBE
Maratón número 57, el 39 de asfalto, además es el 24 fuera de España y 6º en Francia.
Enlace a todas las fotos:
  Carrera: https://photos.app.goo.gl/VCDGuoihofQn7o7NA
  Balade: https://photos.app.goo.gl/ZUKq6Yy7nQ1sPKq7A
Enlace a los vídeos:
  Salida: https://www.youtube.com/watch?v=nQXcyq3Ddtg
Ambiente previo: https://www.youtube.com/watch?v=6lDIB9LLGEg
Balade Medoc:  https://www.youtube.com/watch?v=XcC1DMBm9ww
                                 https://www.youtube.com/watch?v=xIivgEUZXsM

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...