Ultimas carreras disputadas

11/11 Media maratón Moratalaz 2h01'05"

02/12 Sorrento-Positano (54k) 5h55'03"

15/12 Cross Patones (12,5k) 1h03'55"

Próximas carreras

28/12 San Silvestre mostoleña
29/12 San Silvestre trail (18k)
31/12 SS Manzanares el Real (16k)
13/01 Trofeo Páris (10k)
03/02 Cross alpino cebrereño
28/04 Cracovia marathon

sábado, 8 de diciembre de 2018

SORRENTO-POSITANO 2018

Hace muchos meses me puse a buscar una carrera tipo maratón para después de Dublín, que fuese muy a finales de noviembre o a comienzos de diciembre, no encontré gran cosa que ya no hubiera hecho o que no supusiera desplazamientos raros. Y me encontré esta carrera, situada al sur de Nápoles (vuelo directo barato) y en la zona de la nombrada costa amalfitana. También vi como posibilidad hacer la "Haria Extreme" en Lanzarote. Curiosamente cuando le pregunté a Mapi cual prefería eligió Italia, yo pensaba que elegiría Canarias y su posible mejor tiempo en esas fechas (que luego creo no fue tanto).
Una vez elegido el destino había que elegir carrera, la de 27 o la de 54 km. Una distancia tan larga en asfalto no me es es absoluto favorable, pero esa era la que recorría precisamente la costa amalfitana, la versión más corta no llegaba tan lejos. Pese al tema del nombre con ambas localidades la carrera era circular, comenzaba en Sorrento, llegaba a Positano y volvía a Sorrento. Para el tema de la distancia me favorecía el que fuera una carrera con bastante desnivel acumulado, en torno a 1400 m. positivos y otro tanto negativo, habría que caminar y ello le vendría bien a mis patas.
Y ya puestos coloqué una semanita de vacaciones por la zona, para visitar Nápoles, Pompeya y la citada costa. No me quedaba tiempo para visitar el Vesubio, sobre todo por los días tan cortos en estas fechas, queda pendiente.
El miércoles volamos a Nápoles, ciudad poco monumental, un tanto deteriorada pero con bastante ambiente, ni que decir tiene que probamos sus afamadas pizzas, grandes, baratas y ricas. También hay muchas tiendas en todo el centro, con precios similares a los nuestros. Tuvimos una temperatura fenomenal esos días, ligeramente fresca pero con días soleados. El viernes aprovechamos para desplazarnos y visitar las ruinas de Pompeya, no estuvo mal pero cuando llevaba ya un par de horas allí me sobraban piedras.
El sábado por la mañana nos fuimos en tren a Sorrento, en hora y media nos plantamos allí, un pueblo también con mucha gente el fin de semana y mucha iluminación navideña ya. El pueblo está situado sobre acantilados con el puerto abajo. El alojamiento lo pillé en todo el centro, a escasos 25 m. de la plaza principal, otros tantos de la feria del corredor y a unos 500 m. de la estación de tren y de la salida de carrera. Lógicamente lo primero que hicimos nada más instalarnos fue ir a la feria del corredor, por llamarla así, básicamente un par de stands y la recogida de dorsal, con el que deban una camiseta técnica, una especie de cortavientos sin mangas y una braga un poco fuerte para el cuello, aparte alguna chuchería más.

Después ya fuimos a comer y dar un paseo por el pueblo. Los precios aquí ya no tienen nada que ver con los de Nápoles, más caros en general.
Si uno piensa meses antes en el clima ideal para la carrera por estas fechas probablemente elija en el que finalmente tuvimos, un día totalmente despejado y fresquito por la mañana, con unas temperatura máximas en torno a 16º C. La carrera salía a las 7 de la mañana, justo nada más amanecer.



RECORRIDO DE CARRERA
A las 7 en punto salíamos unos 300 corredores, en su mayoría italianos, por lo que yo vi ningún otro español en esta carrera larga, en la corta que salía un par de horas después no sé. Mapi me acompañó en la salida y ya sólo podría volver a verme a la llegada, las carreteras estaban cortadas por la carrera.
Salida por la vía principal de Sorrento, Corso Italia, una larga recta sin pendiente, a esas horas con poca gente, por allí regresaríamos a meta como mucho 7 horas más tarde.
SALIDA DE CARRERA
Rápidamente comenzamos a subir, y a poco de hacerlo ya tenemos unas magníficas vistas de la costa de Sorrento, el mar Tirreno y todo el Golfo de Nápoles, al fondo Nápoles apenas se veía por la bruma, y por supuesto el Vesubio. Hay muchos hoteles, junto al acantilado, muchos tendrán salida abajo a alguna playa, en esta época están casi todos cerrados.
VISTA DE LA COSTA

CON EL VESUBIO AL FONDO
Hasta el km. 7 más o menos las rampas son llevaderas, en el km. 5 junto al avituallamiento paro en el aseo portátil a dejar un regalito, como sólo hay uno he de esperar 2 o 3' a entrar y cuando salgo ya han pasado casi todos los corredores. Acelero un poco y paso a unos cuantos para sentirme más acompañado.
Por el km. 7 tras un poco de bajada vienen rampas más fuertes, no me fuerzo y camino en algunas de ellas, cuando puedo corro, do fondo según vamos bordeando la costa tenemos la bonita imagen de la isla de Capri.
LA ISLA DE CAPRI AL FONDO

Los avituallamientos se sitúan cada 5 km., en los primeros sólo agua, después ya incorporan isotónico y cada dos con fruta (manzana, plátano y naranja). En alguno en la 2ª mitad hay esponjas. Yo tomaré 3 geles durante la carrera.
Casi todo el rato vemos el mar en uno u otro lado, pasado el km. 15 tenemos a nuestra izquierda Sorrento, solo que 300 m. más abajo. De vez en cuando pasamos por grupos de casas o algún pueblo pequeño. Sobre el km. 20 llegamos al punto más alto de la carrera (480 m.) por el que pasaremos de vuelta, llevo en torno a 2 horas.
Toca bajar un buen tramo, poco a poco al principio hasta pasar por la zona de Piano di Sorrento. A partir de ahí la bajada es mayor.
Teniendo en cuanta que a la vuelta de Positano va a tocar subir todo lo que bajamos ahora, en su mayoría caminando, meto caña, no bajo a tope pero sí a un ritmo fuertecillo para mí, sé que después puede pasarme factura a las patas pero recuperaré al caminar. Nos empezamos a cruzar con los primeros corredores.
Hemos situado ahora los acantilados a nuestra derecha pero hacia el sur, en plena bajada dándole y con el sol cascando sí se pasa un pelín de calor. Los paisajes son espectaculares, dando curvas y bajando poco a poco, hasta que comienza a verse Positano. Paso el km. 30 en algo más de 3 horas.
LA COSTA AMALFITANA
Poco antes de llegar a Positano la carrera sube un poco para bajar finalmente y llegar en torno al km. 31 a la entrada de Positano, que cae hacia el mar por la ladera. Al dar la vuelta en ese punto llevo 3h13'.
LLEGANDO A POSITANO
Los siguientes 13 kilómetros, hasta el 44, son de vuelta por la misma ruta, la pequeña subida inicial, casi un par de kms de bajada y después a partir del 35 ya la subida continua, estoy cansadillo y directamente camino, eso sí, cojo mi ritmo de caminata fuerte subiendo en torno a 8'50"/km.

Pasado el km. 42 termina la subida, el último tramo ha sido el más fuerte. Comienza la bajada de vuelta a Sorrento y cogemos un pequeño tramo de 1 km. con circulación de vehículos, bastantes de hecho, de modo que no van muy rápido y además la carretera es ancha, no se siente peligro, sobre el km. 44 giramos a la derecha y volvemos a ir sin tráfico, ahora no iremos bordeando la costa sino que atravesaremos por medio. Casi todo buena bajada para volver a correr a gusto aunque los últimos kms ya cueste por cansancio.
BAJANDO HACIA SORRENTO
En el km. 47,5 un control de tiempo me da 5h17', otro en el 50 da 5h33', y sobre el km. 51 nos incorporamos a la carretera por la que salimos, quedan poco más de 2 km.(la distancia real de la carrera son 52,2 km.).
Emboco la vía Corso Italia, ahora con bastante gente paseando, y voy despacio de manera que entro en meta solo tras 5h55'03" reales según organización. El GPS me indica 53,11 km. con un desnivel positivo de 1249 m., tiempo en movimiento 5h45'.
RECTA DE META


En meta me espera Mapi, aún me paro unos metros antes para que me saque entrando.

ENTRADA EN META

Medalla finisher y una bolsa con agua y fruta para rematar la carrera.

El resto del día descanso y paseo por el pueblo que siempre viene bien a las piernas. Y el lunes nos fuimos en autobús a visitar algunos pueblos de la costa amalfitana, los más conocidos, Positano, Amalfi y Ravello, muy bonitos y bonito el recorrido entre ellos, fue el único día peor de climatología, nublado y con ligera lluvia algún rato, aún así lo disfrutamos mucho.
El martes ya vuelta a Madrid, ahora a disfrutar de carreras navideñas más cortas.

viernes, 2 de noviembre de 2018

DUBLIN MARATHON 2018

Crónica del maratón de Dublín, algunas fotos se han descolocado, y una vez cargadas me resulta complicado reordenarlas.
El tercer maratón europeo del año en asfalto ha sido Dublín, una ciudad que no conocía, una de las pocas capitales que me restaba por conocer de la Europa occidental. Y fue el año pasado en cuanto abrieron inscripciones, a estas alturas o poco más tarde, cuando gestioné inscripción, vuelos y alojamiento. Y al poco tiempo se añadieron José Facila y Pedro (Skivo).
Pasó mucho tiempo desde entonces hasta que el jueves 25 volamos a Dublín y nos instalamos en el hotel Paramount, situado en pleno "Temple Bar", la zona donde más se concentra la vida nocturna y los pubs de la ciudad.
He de decir que lo que más me ha gustado de la ciudad ha sido el ambiente de los pubs, casi todos por la noche muy concurridos y con música en directo, algunos incluso a mediodía o por las tardes. Y por supuesto las pintas de cerveza, incluidas algunas Guiness, la cerveza irlandesa por excelencia.
En cuanto a visitas más culturales ya me habían contado que básicamente lo más visitado de la ciudad es la fábrica de Guiness (Guiness Storehouse) y la biblioteca del Trinity College y su famoso "libro de Kells". Y esas son las dos visitas que hicimos, ya reservadas desde Madrid, además de pasear por el centro de la ciudad. El tiempo que tuvimos fue muy bueno, frío pero con cielos bastante despejados y apenas lluvia.
Y todas las noches tras la cena salíamos a tomar unas pintas por los pubs de la zona aprovechando su proximidad.  
EN EL TRINITY COLLEGE

BIBLIOTECA DEL TRINITY COLLEGE
El viernes por la tarde nos acercamos dando un paseo hasta la feria del corredor, en la zona de Ballsbridge. Una buena feria, con bastantes casetas y mucho movimiento, seríamos unos 20000 corredores inscritos. Con el dorsal, un gorro, bastante práctico esos días. 



DE CAMINO A LA FERIA DEL CORREDOR


TRAS LA FERIA DEL CORREDOR


EL FAMOSO PUB "TEMPLE BAR", QUE DA NOMBRE AL BARRIO

EN EL PUB GOGARTYS, ESPERANDO LA COMIDA

GUINESS STOREHOUSE


El domingo salimos temprano a la zona de salida, situada a unos 20' caminando desde el hotel. Había 4 oleadas de salida, la mía era a las 9:30, Pepe salía a las 9:15 y Pedro aunque tenía dorsal para salir antes decidió hacerlo conmigo. 
PLANO DE SALIDA Y META
El ropero fue ágil, se entregaban las cosas en una bolsa transparente proporcionada por la organización. El tiempo era fresco con nubes y claros. 
CON PEPE y PEDRO
Una vez que nos dejó Pepe para su salida nos quedamos Pedro y yo esperando, cuando daba el sol se estaba bien, cuando lo ocultaba alguna nube se notaba el fresco, pero para correr era ideal. 
YA SÓLO CON PEDRO ESPERANDO NUESTRO TURNO DE SALIDA

RECORRIDO DE CARRERA
A las 9:30 se dio la salida, Pedro iría por su cuenta como le pedí, no me gusta ir acompañado en los maratones de asfalto. Mi objetivo era acercarme un poco más a las 4 horas que en Bratislava, llegaba más entrenado. 
SALIDA DE CARRERA
El recorrido estaba marcado en millas, y en kilómetros cada 5. Pasados los dos primeros kms el recorrido parecía una cuesta arriba continua, tendida o muy tendida, pero se notaba. Nos alejamos del centro y atravesamos el Phoenix Park, en algún sitio ponía que era el parque urbano más grande de Europa, cerca del km. 10 se salía de él para volver a cruzar un tramo unos kms después. 

Sobre el km. 21 llegué al único sitio donde podía verme Mapi, dado que todo estaría bastante mal para el transporte público y se acercó caminando desde la salida. Paré un par de minutos con ella. Poco antes me había cruzado con Julián, el marchador. Hasta ese momento llevaba unas 2 horas, con no muy buenas sensaciones.
PASO POR EL KM. 21
El resto de carrera ya fue peor, las piernas iban muy cansadas y la cabeza no muy allá, alternaba kms a 5:40 con otros a 7'. Los avituallamientos fue lo peor de la carrera, si bien eran bastante abundantes en número sólo daban agua y en algunos pocos isotónico, nada de sólido excepto en un par de ellos que daban geles, usé dos de ellos que algo de fuerza debieron darme a ratos. 
A UNOS 200 m. META, ACERCÁNDOME A MAPI
Finalmente el recorrido volvía a acercarse al centro al final para la meta, situada a unos 500 m. de la salida, junto al parque Merrion Square. Mapi estaba a unos 200 m. de meta y me dió la bandera con la que entré en meta tras 4h18'55".
Contento porque pese a todo mejoré Bratislava, he de decir que es el maratón con más animación de público que he corrido, impresionante, la verdad. Muchísima gente animando, y mucha gente con gominolas para los corredores, algunos con naranja.
LLEGADA A META
En meta la medalla y camiseta técnica.
El otro fallo del maratón era la salida, había que rodear el parque, donde estaba el ropero, y salir por el lado contrario al centro de la ciudad, justo además se ponía a llover cuando cogía las cosas. Pedro me esperaba por allí. El rodeo se podía aminorar atravesando un múseo, la National Gallery of Ireland, y era curios ver a corredores atravesando el museo y sus salas, un toque de cultura deportiva, jeje. Por suerte el museo salía directamente frente al pub "the Lincoln's Inn" que ya conocíamos y donde habíamos quedado para vernos los 4 tras la carrera. El pub estaba lleno y disfrutamos de unas merecidas pintas.
EN EL PUB "THE LINCOLN'S INN" TRAS LA CARRERA
El domingo por la tarde y lunes hasta coger el vuelo de vuelta lo dedicamos a dar paseos por la ciudad y el río, y por supuesto a disfrutar de los pub. En ´lLa vuelta a Madrid coincidimos con Julián.
JUNTO AL RÍO LIFFEY


EN EL PUB PORTERHOUSE


59º maratón, el 40 de asfalto y 25º fuera de España. El siguiente definido de momento será el de Cracovia en abril. Y el próximo compromiso serio será la Sorrento-Positano, en las cercanías de Nápoles junto a la costa amalfitana.
Gracias a mis compis de viaje y enhorabuena por sus carreras, Pedro no acabó del todo contento por molestias que tuvo. Y por supuesto a Mapi, siempre conmigo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...