Ultimas carreras disputadas

31/12 S.S. Manzanares Real (15k) 1h42'55"

13/01 Trofeo Páris (10k) 47'03"

03/02 Cross alpino cebrereño (24) 4h33'55"

Próximas carreras

17/03 Trail Montejurra (24k)
24/03 MAMOCU
28/04 Cracovia marathon
14/09 Canfranc-Canfranc (45k)

miércoles, 13 de febrero de 2019

CROSS ALPINO CEBREREÑO 2019

4ª participación en el cross alpino Cebrereño, las tres anteriores  fueron de 2013 a 2015, entonces se disputaba a principios de marzo. Este año se celebraba la 17ª edición, anunciada como "edición especial". Estos años anteriores ya había variado el recorrido endureciéndose, este año lo habían endurecido aún más, iban a ser 24,6 km. y un desnivel acumulado total de 2900 m., además pillando a principios de temporada, cuando aún no está uno muy entrenado.
A la aventura estábamos apuntados Francisco Mesón, Celso, Pedro (Skivo) y yo, Pedro decidió no ir a última hora, su plaza la ocuparía Pacoyó, a última hora también se incorporó Antonio Perandones en lugar de otro compañero. El domingo tempranito partimos Paco, Celso, Antonio  yo a Cebreros llegando bastante temprano, hacía mucho frío. Tras recoger el dorsal y tomar el cafetito de rigor fuimos saludando a los conocidos que iban apareciendo, Pacoyó, Eva, Sonia, Manuel, Loreto, Gerardo, Fortes, Capi, Diego, Giselle.... seguro que alguno se me olvida diez días después.
JUNTO A PACO, PACOYÓ, CELSO, GERADO, DIEGO y ANTONIO

RECORRIDO DE CARRERA

PERFIL
A las 10 se da la salida, ya luce el solecito y la sensación térmica ha mejorado, además han quitado obligación de llevar el cortavientos o chubasquero, que era lo único obligatorio en el reglamento, y como hay avituallamientos cada 3 o 4 kms prescindo de la mochila, eso sí, buff al cuello y cabeza, manguitos y guantes.
La carrera comienza cuesta arriba y es en general dura, la empiezo junto a Paco y Fortes aunque este último se nos descolgará un poco más adelante.
En todo el recorrido nos iremos encontrando a Jan, junto a Manuel que tuvo que abandonar, animando y fotografiando, si hubiera sabido que iba a estar y que se accedía fácil y rápidamente a muchos puntos quizás Mapi hubiese venido. 
PRIMERAS RAMPAS
Los primeros 7 kms son medianamente más llevaderos, con una buena subida y otra buena bajada, vamos sin prisa pero sin pausa. 
SUBIENDO CON PACO

Sobre el km. 8 llega el subidón del Campanero con rampas de hasta el 33%, incluyendo un primer tramo por roca que se sube sin problemas porque da el sol y está seco, si hubiese hielo.... 
Sobre el km. 13 está el famoso avituallamiento, esto no ha cambiado, tienen aparte de lo normal, vino, cerveza y barbacoa, aproveché y tomé un vasito de vino, de barbacoa sólo quedaba morcilla y ya estaba fría, aún así me comí un trozo. Los avituallamientos tenían plátano, naranja, gominolas, agua e isotónico.
Pasado ese tramo llegó la parte peor, íbamos por la sombra y había hielo, fui muy despacio y aposentando el culo cuando o veía mal, porque podías rodar varios metros y caer al agua. Aún así no me libré de un costalazo, por suerte sin consecuencias. Antes de la última subida había un tramo horizontal a media ladera por un sendero, un poco largo y pesado porque no se podía correr bien.  
La que no se hizo dura fue la subida a las antenas, con el tramo de rocas grandes donde hay que poner alguna que otra mano. La bajada posterior y final la recordaba peor, más pedregosa, y no fue tan mala, allí Paco aprovechó un tiró un poco, yo seguí bajando a mi ritmo. Finalmente llegué a meta tras 4h33'.
En meta grifo de cerveza y un rico y calentito guiso de carne con patatas. Después vuelta a Madrid. 
EN META TRAS LA CARRERA
Seguimos mejorando poco a poco y preparando citas, aunque la siguiente de momento es aún dentro de casi mes y medio, el regreso a MAMOCU.
Crónica de 2013: http://yonheytrail.blogspot.com/2013/04/cross-alpino-cebreros-2013.html

viernes, 4 de enero de 2019

CARRERAS FIN AÑO Y RESUMEN 2018

Llegó final de año y con él las típicas San Silvestres, ya hay muchas y se extienden durante diferentes días. Al igual que en 2017 yo me inscribí a la mostoleña, la de Pedrezuela y la de Manzanares el Real.
SAN SILVESTRE MOSTOLEÑA
24ª edición de esta carrera, que siempre o casi siempre se disputa el 28 diciembre, sea o no laborable. Es una de las San Silvestres con más animación. Esta vez vi a menos gente conocida, Luis Simó, Jesús Puente, Francisco Javier Domínguez y José Luis Priego, después tras la salida el FFDR Chusso y ya en el post el otro FFDR, Jaar. Hice toda la carrera junto a Jesús, salimos demasiado en el medio y paramos para que nos pasara todo el mundo y seguir desde atrás, demasiada gente para tras estrecha calle al comienzo. Después fuimos ya de menos a más pasando gente para terminar los 8 km. en 47’.

UNAS CERVECITAS JUNTO A JOSÉ ANTONIO, JESÚS y CHUSSO

SAN SILVESTRE TRAIL
Otra habitual a la que voy siempre, un recorrido bonito y una gran organización, además este año un día luminoso estupendo para correr. Mucha gente conocida y mucho frío hasta que apareció el sol. La salida cerca de las 10:30, neutralizada hasta la salida del pueblo, si bien fue ese tramo de algo más de 600 m. los que hice más rápido.
Toda la carrera en compañía de Jesús y los dos Enriques (Fortes y Gandalf). Fuimos muy tranquilitos disfrutando, si bien me quedó un mal sabor de boca por el final de carrera, este año lo habían modificado (no entiendo muy bien porqué) y dabas un vueltón bordeando el pueblo para entrar directamente junto al polideportivo. Sólo suponía 1 km. más (para un total de 19) pero convertía ese tramo final de un par de kms en los más feos y desagradables. Tiempo final 2h47’.
Por lo demás, el habitual cado y bocata de panceta final y una bonita camiseta técnica.






EN CARRERA CON JESÚS, FORTES y GANDALF




LAS SIEMPRE ESPECTACULARES FOTOS DE "LAST RACE STUDIO"



SAN SILVESTRE MANZANARES EL REAL
Esta carrera la hice por 2ª vez, me gustó mucho el año pasado y este año la he disfrutado más aún. Por allí Antonio y Elo, Pedro, Chele y Josete, también Alfonso Bellido, Manuel Abeal y Mariajo. Con un tiempo muy similar al de Pedrezuela hice toda la carrera junto a Pedro, tiré un poco de él mientras subíamos y después en la bajada e arrastró él a mí. Acabamos los 15 km. en 1h42’.




CON CHELE, JOSETE, ELO y ANTONIO


EN CARRERA, FOTO CORTESÍA DE CLAUDIO


CON PEDRO TRAS LA LLEGADA A META


RESUMEN 2018
Si 2017 fue un año lleno de nubarrones deportivamente hablando, por causa de las rodillas y las pocas ganas de correr, 2018 ha resultado un año estupendo donde apenas he tenido problemas, tan solo un esguince allá por abril me tuvo un poco parado. Quizás el éxito radicó en comenzar poco a poco con entrenamientos casi todos los findes junto al grupo de Los Rebecos, comandados eficazmente por Antonio, ello me hizo ir cogiendo forma y fortalecer las piernas en la montaña mientras apenas tocaba el asfalto. La primera carrera fuerte del año fue el maratón de Bratislava a principios de abril, y a finales el maratón de 101 peregrinos, esta fue la prueba que hice cuando aún no me había recuperado del todo del esguince, pese a ello pude acabarlo tranquilamente por ser una carrera nada técnica.
En mayo llegaba el reto de la Transvulcania, pero es una carrera demasiado fuerte para lo pco que había entrenado tras el esguince, de modo que en el km. 25 abandoné, no obstante fue un viaje precioso a la isla de La Palma. Después a finales el cross 3 refugios acompañando a los escobas.
Junio sin embargo fue fenomenal, mi primer MAM que no creo hubiera acabado si no hubiese sido por la compañía de Pedro, después llegó la bonita marcha de los 3 ibones (que por niebla se quedaron en 2 ibones y 36 km.) y a final de mes el TP-60 como escoba.
En julio llegaba el otro reto fuerte, este año el sorteo nos deparó a Pedro y a mí el UT Desafío Somiedo, demasiado tute para la rodilla, en el km. 62 lo dejé para no forzar, Pedro completó su 2º ultra.
A finales de agosto volvía a salir de España, aunque no muy lejos, en el Pirineo francés se disputaba el tour de Neouvielle (maratón), bonita carrera de montaña del grupo del Grand Raid Pyrenees, apenas 15 días más tarde regresábamos a Francia en compañía de Julián y Chelo para, en mi caso, hacer por 2ª vez el maratón del Medoc. Y para continuar con el vino una semana más tarde la Ribera Run Race de 56 km. Terminábamos septiempre con el maratón de los Galayos en Gredos.
A partir de ese momento volvíamos un poco al asfalto, sin dejar por completo la montaña, volvíamos tras varios años a la bonita Roncesvalles-Zubiri y a final de octubre el maratón de Dublín. Finalmente en noviembre buscando otro maratón había descubierto la Sorrento-Positano, un ultra de 54 km. por la costa amalfitana que me dejó muy buen sabor de boca y un bonito viaje.
Aparte de las carreras más cortas de final de año, también corrí las medias de Getafe y Moratalaz, y la de montaña del Guerrero de Gredos.
2019 va teniendo ya sus retos, MAMOCU en marzo, el maratón de Cracovia a finales de abril, y previsiblemente el de Estambul en noviembre, en junio iremos de nuevo al Flyschtrail de Zumaia y volveremos a Somiedo independientemente de lo que depare el sorteo. Ahora a finales de enero el cross alpino cebrereño. Y a seguir entrenando con Los Rebecos, que siempre es un placer.


sábado, 8 de diciembre de 2018

SORRENTO-POSITANO 2018

Hace muchos meses me puse a buscar una carrera tipo maratón para después de Dublín, que fuese muy a finales de noviembre o a comienzos de diciembre, no encontré gran cosa que ya no hubiera hecho o que no supusiera desplazamientos raros. Y me encontré esta carrera, situada al sur de Nápoles (vuelo directo barato) y en la zona de la nombrada costa amalfitana. También vi como posibilidad hacer la "Haria Extreme" en Lanzarote. Curiosamente cuando le pregunté a Mapi cual prefería eligió Italia, yo pensaba que elegiría Canarias y su posible mejor tiempo en esas fechas (que luego creo no fue tanto).
Una vez elegido el destino había que elegir carrera, la de 27 o la de 54 km. Una distancia tan larga en asfalto no me es es absoluto favorable, pero esa era la que recorría precisamente la costa amalfitana, la versión más corta no llegaba tan lejos. Pese al tema del nombre con ambas localidades la carrera era circular, comenzaba en Sorrento, llegaba a Positano y volvía a Sorrento. Para el tema de la distancia me favorecía el que fuera una carrera con bastante desnivel acumulado, en torno a 1400 m. positivos y otro tanto negativo, habría que caminar y ello le vendría bien a mis patas.
Y ya puestos coloqué una semanita de vacaciones por la zona, para visitar Nápoles, Pompeya y la citada costa. No me quedaba tiempo para visitar el Vesubio, sobre todo por los días tan cortos en estas fechas, queda pendiente.
El miércoles volamos a Nápoles, ciudad poco monumental, un tanto deteriorada pero con bastante ambiente, ni que decir tiene que probamos sus afamadas pizzas, grandes, baratas y ricas. También hay muchas tiendas en todo el centro, con precios similares a los nuestros. Tuvimos una temperatura fenomenal esos días, ligeramente fresca pero con días soleados. El viernes aprovechamos para desplazarnos y visitar las ruinas de Pompeya, no estuvo mal pero cuando llevaba ya un par de horas allí me sobraban piedras.
El sábado por la mañana nos fuimos en tren a Sorrento, en hora y media nos plantamos allí, un pueblo también con mucha gente el fin de semana y mucha iluminación navideña ya. El pueblo está situado sobre acantilados con el puerto abajo. El alojamiento lo pillé en todo el centro, a escasos 25 m. de la plaza principal, otros tantos de la feria del corredor y a unos 500 m. de la estación de tren y de la salida de carrera. Lógicamente lo primero que hicimos nada más instalarnos fue ir a la feria del corredor, por llamarla así, básicamente un par de stands y la recogida de dorsal, con el que deban una camiseta técnica, una especie de cortavientos sin mangas y una braga un poco fuerte para el cuello, aparte alguna chuchería más.

Después ya fuimos a comer y dar un paseo por el pueblo. Los precios aquí ya no tienen nada que ver con los de Nápoles, más caros en general.
Si uno piensa meses antes en el clima ideal para la carrera por estas fechas probablemente elija en el que finalmente tuvimos, un día totalmente despejado y fresquito por la mañana, con unas temperatura máximas en torno a 16º C. La carrera salía a las 7 de la mañana, justo nada más amanecer.



RECORRIDO DE CARRERA
A las 7 en punto salíamos unos 300 corredores, en su mayoría italianos, por lo que yo vi ningún otro español en esta carrera larga, en la corta que salía un par de horas después no sé. Mapi me acompañó en la salida y ya sólo podría volver a verme a la llegada, las carreteras estaban cortadas por la carrera.
Salida por la vía principal de Sorrento, Corso Italia, una larga recta sin pendiente, a esas horas con poca gente, por allí regresaríamos a meta como mucho 7 horas más tarde.
SALIDA DE CARRERA
Rápidamente comenzamos a subir, y a poco de hacerlo ya tenemos unas magníficas vistas de la costa de Sorrento, el mar Tirreno y todo el Golfo de Nápoles, al fondo Nápoles apenas se veía por la bruma, y por supuesto el Vesubio. Hay muchos hoteles, junto al acantilado, muchos tendrán salida abajo a alguna playa, en esta época están casi todos cerrados.
VISTA DE LA COSTA

CON EL VESUBIO AL FONDO
Hasta el km. 7 más o menos las rampas son llevaderas, en el km. 5 junto al avituallamiento paro en el aseo portátil a dejar un regalito, como sólo hay uno he de esperar 2 o 3' a entrar y cuando salgo ya han pasado casi todos los corredores. Acelero un poco y paso a unos cuantos para sentirme más acompañado.
Por el km. 7 tras un poco de bajada vienen rampas más fuertes, no me fuerzo y camino en algunas de ellas, cuando puedo corro, do fondo según vamos bordeando la costa tenemos la bonita imagen de la isla de Capri.
LA ISLA DE CAPRI AL FONDO

Los avituallamientos se sitúan cada 5 km., en los primeros sólo agua, después ya incorporan isotónico y cada dos con fruta (manzana, plátano y naranja). En alguno en la 2ª mitad hay esponjas. Yo tomaré 3 geles durante la carrera.
Casi todo el rato vemos el mar en uno u otro lado, pasado el km. 15 tenemos a nuestra izquierda Sorrento, solo que 300 m. más abajo. De vez en cuando pasamos por grupos de casas o algún pueblo pequeño. Sobre el km. 20 llegamos al punto más alto de la carrera (480 m.) por el que pasaremos de vuelta, llevo en torno a 2 horas.
Toca bajar un buen tramo, poco a poco al principio hasta pasar por la zona de Piano di Sorrento. A partir de ahí la bajada es mayor.
Teniendo en cuanta que a la vuelta de Positano va a tocar subir todo lo que bajamos ahora, en su mayoría caminando, meto caña, no bajo a tope pero sí a un ritmo fuertecillo para mí, sé que después puede pasarme factura a las patas pero recuperaré al caminar. Nos empezamos a cruzar con los primeros corredores.
Hemos situado ahora los acantilados a nuestra derecha pero hacia el sur, en plena bajada dándole y con el sol cascando sí se pasa un pelín de calor. Los paisajes son espectaculares, dando curvas y bajando poco a poco, hasta que comienza a verse Positano. Paso el km. 30 en algo más de 3 horas.
LA COSTA AMALFITANA
Poco antes de llegar a Positano la carrera sube un poco para bajar finalmente y llegar en torno al km. 31 a la entrada de Positano, que cae hacia el mar por la ladera. Al dar la vuelta en ese punto llevo 3h13'.
LLEGANDO A POSITANO
Los siguientes 13 kilómetros, hasta el 44, son de vuelta por la misma ruta, la pequeña subida inicial, casi un par de kms de bajada y después a partir del 35 ya la subida continua, estoy cansadillo y directamente camino, eso sí, cojo mi ritmo de caminata fuerte subiendo en torno a 8'50"/km.

Pasado el km. 42 termina la subida, el último tramo ha sido el más fuerte. Comienza la bajada de vuelta a Sorrento y cogemos un pequeño tramo de 1 km. con circulación de vehículos, bastantes de hecho, de modo que no van muy rápido y además la carretera es ancha, no se siente peligro, sobre el km. 44 giramos a la derecha y volvemos a ir sin tráfico, ahora no iremos bordeando la costa sino que atravesaremos por medio. Casi todo buena bajada para volver a correr a gusto aunque los últimos kms ya cueste por cansancio.
BAJANDO HACIA SORRENTO
En el km. 47,5 un control de tiempo me da 5h17', otro en el 50 da 5h33', y sobre el km. 51 nos incorporamos a la carretera por la que salimos, quedan poco más de 2 km.(la distancia real de la carrera son 52,2 km.).
Emboco la vía Corso Italia, ahora con bastante gente paseando, y voy despacio de manera que entro en meta solo tras 5h55'03" reales según organización. El GPS me indica 53,11 km. con un desnivel positivo de 1249 m., tiempo en movimiento 5h45'.
RECTA DE META


En meta me espera Mapi, aún me paro unos metros antes para que me saque entrando.

ENTRADA EN META

Medalla finisher y una bolsa con agua y fruta para rematar la carrera.

El resto del día descanso y paseo por el pueblo que siempre viene bien a las piernas. Y el lunes nos fuimos en autobús a visitar algunos pueblos de la costa amalfitana, los más conocidos, Positano, Amalfi y Ravello, muy bonitos y bonito el recorrido entre ellos, fue el único día peor de climatología, nublado y con ligera lluvia algún rato, aún así lo disfrutamos mucho.
El martes ya vuelta a Madrid, ahora a disfrutar de carreras navideñas más cortas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...