Ultimas carreras disputadas

01/10 CxM Las Dehesas 4h31'44"

08/10 Carrera 10k Mercamadrid 53'07"

14/10 CxM Reino de Patones (18k) 2h21'41"

Próximas carreras

12/11 Desafío Robledillo 33k
19/11 Verona marathon
03/12 Subida cerro Degolla
16/12 Cross Patones
30/12 SS trail Pedrezuela
28/01 Cross alpino Cebrereño
12/05 Transvulcania

jueves, 23 de agosto de 2012

MARATÓN RÍO BOEDO 2012

El año 2009 fui, junto a Santi, a correr el medio maratón de Báscones de Ojeda (Palencia), al hacer mucho calor para esa carrera, que siempre se disputa en sábado a las 6 de la tarde, decidimos correr en el maratón al día siguiente sin completarlo, no estábamos preparados para ello. Efectivamente, al día siguiente completé vuelta y media (26 km.) y al paso por meta abandoné. Ahí quedó en la memoria el tema, como pendiente de realizar.
Y ha sido este año 2012, al no poder parar debido a los compromisos de septiembre, cuando meses atrás decidí hacerla, además es una buena tirada larga en un mes con muy pocos entrenamientos debido al calor.
Así pues el sábado me presente con Carlos Utrilla en Osorno, lugar de alojamiento, comí con él, con David y Pilar, y con Marek y su familia, todos alojados en el mismo hotel, faltó Javi Mulas que finalmente no pudo asistir por lesión.
Por la tarde nos acercamos ya a Báscones de Ojeda, para saludar y animar a quienes se enfrentaban a la dura media maratón, con todo el calor que hacía, entre ellos Marek, David, Quique (Corraliego) y Rafa (Indeciso). Otros conocidos estaban por allí, como Javier Pastor, Javier (Siete) en labores organizativas, y también recién llegados y acampados Abel (Atalanta) y Agustín (CiegoSabino). Por supuesto saludamos a Gabriel, el alma de esta carrera, que año tras año la organiza junto con su familia y el pueblo.

CON MAREK Y CARLOS
Salieron a correr a las 6 de la tarde, y sufrieron un montón. Marek, quien también haría el maratón, terminó muy bien, en cambio David y Quique terminaron bastante cansados, e incluso quemados, debido al fuerte calor, en una prueba que corrieron unas 70 personas. Tan hastiados llegaron que ambos, que iban a acompañarnos algunos kms al día siguiente en la maratón dijeron que naranjas de la China. Rafa terminó en unas 3 horas. Mucho mérito tiene hacer esta media (yo la realicé en 2010 y terminé agotado en 2 horas en una época en la que terminaba las medias en 1:35), mi enhorabuena para ellos.
Tras la carrera y entrega de premios (trofeo y diploma para todos), y la degustación de una megatortilla, vuelta a Osorno a cenar y descansar.
JUNTO A RAFA, DAVID, QUIQUE Y CARLOS
El domingo salimos temprano Carlos, Marek y yo a Báscones de Ojeda, temperatura buena (en torno a 18º), un café y listos para comenzar a las 8 de la mañana. Además de Marek, que repetía, Carlos, Abel, Agustín, el Siete, Javier Pastor, los recién llegados Gerardo (Gervasr) y Javi Sanz, que se reencontraba tras un año de problemas con su maratón nº 69. También volví a ver a Gorriti, justo tres años después. David y Rafa se dedicaban a animar y hacer de fotógrafos.

DE NUEVO CON CARLOS Y MAREK, ESTA VEZ PARA CORRER
No había preparado un maratón, y confiaba su realización al fondo cogido en las carreras de montaña, al principio pensaba en cerca de 5 horas, después analizándolo mejor estimé acabar en torno a 4,5 horas. La carrera se desarrolla sobre 3 vueltas (una de 10 y dos de 16 km.), pasa por otros dos pueblos yendo por carretera y volviendo por pista. La animación es poco menos que nula salvo en los dos pasos por Báscones. Corríamos unas 70 personas, más que otros años, pero aún así en familia. El primer problema antes de salir fui una pequeña cagalera que me aquejaba, afortunadamente en el km. 5 lo resolví con una parada "técnica".

Salí directamente con ritmo tranquilo, junto a Javi Sanz y otros corredores, aunque a los dos kms lo dejé ir, su ritmo era un poco fuerte para mí, en el giro del km. 5 hice la parada y después me puse junto a Gorriti, un colega suyo y otro corredor vasco, con ellos pasé por salida en el km. 10 y me dispuse a dar la 2ª vuelta, con la larga recta a Revilla de Collazos, llegar a Collazos de Boedo, y vuelta por pista. Esa vuelta se hizo entretenida en compañía, aún no hacía calor y llegamos juntos de nuevo a Báscones en el km. 27.
Pero yo iba viendo ya a mis piernas cansadas y decidí aminorar un poco el ritmo, en el pueblo paré y aproveché que David y Pilar estaban en labores de avituallamiento, comí plátano y naranja y bebí bien.

Inmediatamente me dispuse a afrontar la última vuelta, esta vez ya solo. Salí del pueblo y encaré la recta viendo a los compañeros con los que iba unos 300 m. por delante, no intenté cogerlos porque hubiera sido imposible, me bastaba con conservar más o menos esa distancia, por detrás veía un corredor a otros 500 m. Pasé por el km. 30 en 3 horas justas, eran poco más de las 11 y el calor empezaba a notarse.
Y poco a poco las piernas fueron desinflándose, algo esperado, llegué a Collazos de Boedo y me dispuse a volver, el cambio a pista no era bueno y parecía que las piernas no traccionaban bien, además era en esa zona donde había tres o cuatro repechos, no eran ni muy largos ni tan siquiera fuertes, en la vuelta anterior casi ni se notaban, pero ahora hacían mella, los pasé todos caminando, el calor se notaba ya bastante y me quité la camiseta (no había muchas féminas que se pudieran "impresionar", de ver a un ozito corriendo claro). En ese tramo final estaban también las pocas sombras, por ellas se iba a gusto y se corría bien.
Me costó esa última vuelta bastante, pedía dos botellas de agua, una me la echaba directamente encima y otra la bebía, finalmente terminé en un tiempo de 4h25'48", mi 13ª maratón (11ª de asfalto).
Todos mis compañeros habían terminado satisfactoriamente, con Marek haciendo doblete, Carlos muy buen tiempo (con el miedo que tenía) y Javi Sanz retomando sus maratones.
CON GERARDO Y SU MUJER

CON JAVIER (SIETE) Y GABRIEL, EL ORGANIZADOR
Tras la carrera vino lo mejor, aparte de una buena cerveza, un extraordinario baño en una pequeña presa del río Boedo, allí a 200 m., el agua estaba fresquita pero se estaba de maravilla, la mayoría terminaron allí. Después, al igual que en la media, entega de trofeos y diploma a todos los finishers, junto a una camiseta y las habituales pastas que hacen allí. Todo esto al corredor le cuesta 0 € de inscripción.

ENTREGA TROFEOS CORREDORES ENTRE 40 y 45 AÑOS 
El remate a esta genial organización, y también incluido por parte de ella, una comida en el parque, para corredores, acompañantes, gente del pueblo, y todo el que por allí asome, compuesta por paella, tortilla, pan, vino, refrescos y café.



CON ABEL Y AGUSTÍN
Tras la comida la vuelta a Madrid, en compañía de Carlos y David. Ahora falta comprobar posibles secuelas de esta carrera, tan acostumbrado estaba a la montaña sin ningún problema, que tanta distancia de asfalto no sé si algo me habrá dejado, por lo pronto a día de hoy alguna ligera molestia de rodilla en algunos movimientos, la idea es parar por completo 10 días hasta Cerceda, pero se verá....
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...