Ultimas carreras disputadas

24/03 Mamocu (43,7k) 7h41'50"

13/04 C.P. Villamayor de Santiago (10k) 53'41"

28/04 Cracovia marathon 4h26'07"

Próximas carreras

01/06 Subida al Ocejón
27/07 Desafío Somiedo (45k)
14/09 Canfranc-Canfranc (45k)
05/10 Ultra Pirineu (56k)
20/10 Great Bruges marathon

martes, 7 de mayo de 2019

CRACOVIA MARATON 2019

Cracovia es un destino que ya conocía, en 2012 viajé a Varsovia y me escapé un día en tren para visitar la ciudad, ahí ya comprobé lo bonita que era y su dimensión. Era pues una buena oportunidad para correr el maratón y de paso que Mapi la viera. Además podría visitar dos lugares que no conocía, el campo de concentración de Auschwitz  y las minas de sal de Wieliczka.
El miércoles muy temprano volamos con Ryanair a Cracovia, desde el aeropuerto se llega en tren en poco más de 10’ a la estación central (Krakow Glowny), situada a 5’ del centro monumental (Stare Mesto). Para alojarnos habíamos cogido un apartamento barato de Airbnb en la calle Slawkowska, a menos de 200 m. de la plaza principal de la ciudad, Rynek Glowny.
El jueves por la mañana lo dedicamos a la visita del campo de concentración de Auschwitz, situado en Oswiecim, adonde se llegaba en autobús desde la estación central. Quizás me esperaba otra cosa, verlo más como en las películas, y no tan en plan museo, pero eso no quita imaginar lo que se vivió allí. Reservando por internet la visita para antes de las 10 de la mañana esta sale gratis, si bien es por cuenta propia y hay que leerse los carteles en inglés para enterarse. El resto de horarios son con guía, no gratis, y parece que van un tanto acelerados.
Y el viernes viaje en autobús (304, junto a la estación central) a Wieliczka, las minas de sal son espectaculares, reservada previamente por internet la visita se hace en grupo con guía, nosotros en español por supuesto.
Por las tardes visita a la ciudad, la plaza de Rynek Glowny es muy bonita y tiene mucho ambiente, las calles de alrededor, principalmente peatonales también están bien, y la zona del castillo de Wawel junto al río Vístula es espectacular, tanto de día como de noche. Supongo que al ambiente turístico de la ciudad se unía ese finde toda la gente del maratón. En lo que respecta a la gastronomía se come bien y barato, y la cerveza también es barata.

CARTEL DE CARRERA EN RYNEK GLOWNY

El sábado por la mañana nos acercamos en autobús al estadio Reymana, donde estaba situada la feria del corredor, realmente está a poco más de 2 km del centro, pero había que reservar un poco de piernas, bastante habíamos pateado ya. La feria era pequeñita pero estaba bien, y estuvo abierta desde el miércoles. Recogida del dorsal y la camiseta técnica de regalo.
EN LA FERIA DEL CORREDOR

Después paseo por el barrio judío (Kazimierz) y comida junto a Eduardo (Uveg) y su familia. El resto de la tarde ya tocaba reposo. El tiempo hasta ese momento había sido muy bueno, soleado y casi calor el jueves y viernes, nublado pero con buena temperatura el sábado.
JUNTO A EDUARDO Y SU FAMILIA
Domingo por la mañana, da lluvia, y llueve. La salida y meta está situada en Rynek Glowny, la carrera es a las 9. Quedamos para las fotos previas con Eduardo y Juan Carlos (Kamax), ambos valencianos. La temperatura es ideal para correr, llueve y la duda es el posible aire que pueda hacer en la zona del río.
PREPARADOS PARA LA BATALLA

RECORRIDO DE CARRERA
A las 9 se da la salida, cada poco la van cortando y dejando unos 15” hasta el siguiente grupo. Salimos los tres juntos por la calle Grodzka hacia el sur, dadas las cervezas que me tomé el día anterior sé que me tocará parar aligerar unas cuantas veces.
SALIDA DE CARRERA


LOS TRES JUNTOS EN LA CALLE GRODZKA
Giramos, bordeamos el castillo y nos dirigimos a la zona del estadio, alrededor del parque Blonia, allí primera parada en cuanto veo a los demás, que nunca se sabe como son las cosas por esos sitios. Más tarde vendrán otras 3 o 4.
Hay muchos avituallamientos, cada 2 o 3 km., unos con agua e isotónico y otros tienen además plátanos, chocolate y azucarillos. También hay esponjas de vez en cuando, no serán muy necesarias porque no dejará de llover durante toda la carrera, ni tan siquiera durante todo el día. Nada más llegar al primer avituallamiento se oye decir a los voluntarios algo así como uoda, outa, goda…. ves que es agua pero no sabes si lo están diciendo en inglés, después ya vi que agua en polaco es “woda”.
Me voy adelantando a mis compañeros, mi estrategia es clara, llevo un mes con apenas 50 kms y pegas en la rodilla, tiraré lo que pueda porque sé que petaré de piernas vaya lo rápido que vaya, voy a 5:15 a ratos, voy a gusto, sé que más rápido de lo debido (que debería ser 5:45) pero cuanto más haya avanzado menos tardaré después.
KM. 6

Sobe el km. 7 cruzamos el Vístula por el puente Debnicki, allí está Mapi de nuevo, mojándose también. Seguimos un tramo de 2 kms hacia el sur antes de volver por los carriles contrarios. Durante la carrera hay en diversos puntos altavoces con música, tan solo un par de puntos con actuaciones, en este tramos bajo un túnel corto la música de AC/DC te hace subir después con fuerzas.
KM. 7

KM. 10,5
Al haber estado lloviendo durante la noche y todo el día ya está el suelo encharcado, al principio aún esquivas los charcos pero con tanta lluvia y salpicadura las zapas se empapan pronto y no merece la pena andar dando quiebros para evitarlos.
Poco antes de llegar al puente anterior vuelve a estar Mapi, giramos a la derecha para continuar por el paseo junto al río, poco antes del km 11 veremos a Mapi por última vez ya que al no haber metro no puede seguirnos y ya nos alejamos hacia el este. Por suerte no hace aire y no se va mal, pero sigue lloviendo.

KM. 11,5


POSTUREO PARA MAPI CON EL CASTILLO DE WAWEL AL FONDO
Continuaremos hasta el río hasta el km. 16 en que lo volveremos a cruzar por última vez por Ofiar Dabia, de ahí en adelante es un largo tramo de ida y vuelta por el mismo lugar (salvo un pequeño tramo del 27 al 29). Paso por la media maratón en 2h01’. La señalización kilométrica de la organización deja un tanto que desear, casi siempre ha ido unos 300 m. después de mi garmin, hasta ahí puede entrar en lo normal, de repente sobre el km. 30-31 vuelven prácticamente a acompasarse, con lo que uno supone que iban mal y ahora está corregido, y de repente sobre el 37 vuelve a dilatarse 300-400 m., con lo que te acuerdas de sus familias.

Poco a poco empiezo a perder fuelle, paso junto al estadio Tauron Arena Krakow. En el avituallamiento del km. 27 paro a tomar mi 2º gel, allí me pasa Eduardo, que pasito a pasito va muy bien, con cabeza. Pasado el km. 30 ya tengo las piernas pesadas, la lluvia nunca me ha molestado para correr pero ya es un poco pesado correr tanto tiempo así.
KM. 21

KM. 34

En el km. 37 volvemos a pegarnos al río, hasta llegar al castillo de Wawel en el 41, confío que se corrija el kilometraje pero veo que no va a ser así al rodear el castillo por el lado largo, más bonito pero jode.
KM. 39,5


BORDEANDO EL CASTILLO EN EL KM. 41,5

RECTA DE META EN LA CALLE GRODZKA
Finalmente se vuelve a entrar por Grodzka para llegar a Rynek Glowny y entrar en meta, tiempo real 4h26’ (habría querido hacer en torno a 4:15), en cualquier caso contento por haberlo logrado y que la rodilla no haya puesto ninguna pega.




LLEGADA A META

En meta me espera Mapi, que me ha entregado la bandera unos 50 m. antes de llegar. Recojo lo que dan en meta, medalla, isotónico, agua y un taper con algo dulce, y rápido al apartamento, sigue lloviendo y no merece la pena seguir allí y enfriarme, estoy entumecido. Unos cuantos kms más y hubiera aparecido una ampolla en un pie, algo empezaba a notar los últimos kms.

Después por la tarde descanso, y a última hora unas cervecitas en compañía de los valencianos para contarnos la carrera.
REPONIENDO FUERZAS
El lunes aún pudimos dar un último paseo por la ciudad antes de coger el vuelo de regreso a última hora. Pongo unas fotos de Auschwitz y de la mina, así como de la ciudad.
AUSCHWITZ:
LA ENTRADA A AUSCHWITZ

MINAS DE SAL DE WIELICZKA:



CRACOVIA:
RYNEK GLOWNY CON LA BASÍLICA SANTA MARÍA Y LA LONJA DE LOS PAÑOS

BARBACANA


CASTILLO DE WAWEL JUNTO AL RÍO VÍSTULA
Maratón nº 61, el 41º en asfalto, y el 26º fuera de España. Las próximas citas maratonianas son el Flyschtrail de Zumaia de montaña en junio, y para asfalto ya en principio hasta octubre con la maratón de Brujas en Bélgica.

miércoles, 13 de febrero de 2019

CROSS ALPINO CEBREREÑO 2019

4ª participación en el cross alpino Cebrereño, las tres anteriores  fueron de 2013 a 2015, entonces se disputaba a principios de marzo. Este año se celebraba la 17ª edición, anunciada como "edición especial". Estos años anteriores ya había variado el recorrido endureciéndose, este año lo habían endurecido aún más, iban a ser 24,6 km. y un desnivel acumulado total de 2900 m., además pillando a principios de temporada, cuando aún no está uno muy entrenado.
A la aventura estábamos apuntados Francisco Mesón, Celso, Pedro (Skivo) y yo, Pedro decidió no ir a última hora, su plaza la ocuparía Pacoyó, a última hora también se incorporó Antonio Perandones en lugar de otro compañero. El domingo tempranito partimos Paco, Celso, Antonio  yo a Cebreros llegando bastante temprano, hacía mucho frío. Tras recoger el dorsal y tomar el cafetito de rigor fuimos saludando a los conocidos que iban apareciendo, Pacoyó, Eva, Sonia, Manuel, Loreto, Gerardo, Fortes, Capi, Diego, Giselle.... seguro que alguno se me olvida diez días después.
JUNTO A PACO, PACOYÓ, CELSO, GERADO, DIEGO y ANTONIO

RECORRIDO DE CARRERA

PERFIL
A las 10 se da la salida, ya luce el solecito y la sensación térmica ha mejorado, además han quitado obligación de llevar el cortavientos o chubasquero, que era lo único obligatorio en el reglamento, y como hay avituallamientos cada 3 o 4 kms prescindo de la mochila, eso sí, buff al cuello y cabeza, manguitos y guantes.
La carrera comienza cuesta arriba y es en general dura, la empiezo junto a Paco y Fortes aunque este último se nos descolgará un poco más adelante.
En todo el recorrido nos iremos encontrando a Jan, junto a Manuel que tuvo que abandonar, animando y fotografiando, si hubiera sabido que iba a estar y que se accedía fácil y rápidamente a muchos puntos quizás Mapi hubiese venido. 
PRIMERAS RAMPAS
Los primeros 7 kms son medianamente más llevaderos, con una buena subida y otra buena bajada, vamos sin prisa pero sin pausa. 
SUBIENDO CON PACO

Sobre el km. 8 llega el subidón del Campanero con rampas de hasta el 33%, incluyendo un primer tramo por roca que se sube sin problemas porque da el sol y está seco, si hubiese hielo.... 
Sobre el km. 13 está el famoso avituallamiento, esto no ha cambiado, tienen aparte de lo normal, vino, cerveza y barbacoa, aproveché y tomé un vasito de vino, de barbacoa sólo quedaba morcilla y ya estaba fría, aún así me comí un trozo. Los avituallamientos tenían plátano, naranja, gominolas, agua e isotónico.
Pasado ese tramo llegó la parte peor, íbamos por la sombra y había hielo, fui muy despacio y aposentando el culo cuando o veía mal, porque podías rodar varios metros y caer al agua. Aún así no me libré de un costalazo, por suerte sin consecuencias. Antes de la última subida había un tramo horizontal a media ladera por un sendero, un poco largo y pesado porque no se podía correr bien.  
La que no se hizo dura fue la subida a las antenas, con el tramo de rocas grandes donde hay que poner alguna que otra mano. La bajada posterior y final la recordaba peor, más pedregosa, y no fue tan mala, allí Paco aprovechó un tiró un poco, yo seguí bajando a mi ritmo. Finalmente llegué a meta tras 4h33'.
En meta grifo de cerveza y un rico y calentito guiso de carne con patatas. Después vuelta a Madrid. 
EN META TRAS LA CARRERA
Seguimos mejorando poco a poco y preparando citas, aunque la siguiente de momento es aún dentro de casi mes y medio, el regreso a MAMOCU.
Crónica de 2013: http://yonheytrail.blogspot.com/2013/04/cross-alpino-cebreros-2013.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...