Ultimas carreras disputadas

01/10 CxM Las Dehesas 4h31'44"

08/10 Carrera 10k Mercamadrid 53'07"

14/10 CxM Reino de Patones (18k) 2h21'41"

Próximas carreras

20/10 Raid des Bogomiles
12/11 Desafío Robledillo 33k
19/11 Verona marathon
28/01 Cross alpino Cebrereño
12/05 Transvulcania

martes, 8 de noviembre de 2011

MARATÓN DE LOS SEIS PUENTES

El décimo maratón, cuarto de este año, tocó en la ciudad portuguesa de Oporto, digo maratón de los seis puentes porque bien podría llamarse así, al igual que los cruceros turísticos que salen y recorren el Duero pasando bajo los seis grandes puentes de la ciudad. Uno de ellos, el más afamado es el de Don Luis I, que comunica la ciudad con Vilanova de Gaia, y es del tipo de estructura de la torre Eiffel.

Llegamos Santi, con su mujer Elena y su hijo Jorge, el viernes a medio día por medio de Ryanair, buen viaje pese al temor que tenía a estas líneas de bajo coste. En la misma pista del aeropuerto de Oporto ya nos encontramos a la escuadra valenciana, comandada por Juan y Rafa. Con ellos fuimos en metro hasta el centro de la ciudad.



Tras instalarnos en el hotel Malaposta (la 1ª noche si que fue malaposta, ruido de juerga y discoteca hasta altas horas de la madrugada) dimos un primer paseo por la parte alta de la ciudad y nos acercamos a la feria del corredor. Mala organización, para una cola de 15 personas por delante estuvimos esperando más de media hora, por las explicaciones sobre el chip, la bolsa no obstante estaba bien, mochila, gorra y camiseta técnica.

De la feria del corredor ya nos fuimos a cenar a Cais Ribeira, la zona del río junto al puente por el lado de Oporto, y de allí a "descansar" al hotel.
Al día siguiente continuamos la visita por la mañana, zona de la Sé y paso a la zona de Gaia sobre el famoso puente. Después hicimos uno de los cruceros de los seis puentes por el río. Hacía una mañana estupenda, soleada y sin lluvia, pese a las predicciones de que iba a llover el sábado.




La ciudad de Oporto, para quien no la conozca, es muy bonita, pero exceptuando la parte que linda con el río, no tiene nada llano, son todo cuestas incluso en la parte alta, y para bajar al río hay pocas calles (las que hay tienen mucha pendiente) y hay bastante "escadas".

Volvimos a comer por la zona de Cais Ribeira, es la zona más agradable para comer con buen día, en una terraza al sol junto al río, pero también la más turística y cara, y la calidad no es mejor.

Después de comer, a media tarde, nos juntamos con Michel y Susana, llegados ese día de Ciudad Rodrigo, con ellos paseamos y dimos unas vueltas en un par de bonitos tranvías turísticos.

Mas tarde se nos unieron para la cena Abel y Sole, también de Ciudad Rodrigo, con los que degustamos un exquisito plato de pasta y algunas cervezas. después al hotel a descansar, esta vez ya sin ruidos.


El domingo Santi y yo nos acercamos a recoger a Michel a su hotel y nos desplazamos a la salida, a las 9 daba comienzo la carrera. Tras los saludos a toda la escuadra asturiana, Santi y yo nos pusimos los últimos, quedando detrás de nosotros los participantes en la carrera de 14 km., pero 2 o 3 minutos antes de la salida les quitaron las vallas y nos rodearon todos, había que tener precaución para no seguirles pues ellos corrían menos distancia, llevaban dorsal diferente en cualquier caso.


La carrera es muy bonita, y es un lujo si te toca un día soleado y sin aire, como a nosotros. Una vez que bajas hasta el mar, en unos 4 kms, ya casi toda la carrera es con pocas cuestas, y las que hay de poca pendiente. En el km 10 giras y dejas el mar para seguir al río, y los corredores de la carrera de 14 km. dan la vuelta y te quedas muy solo. El trayecto, al igual que la ciudad, tiene muchas zonas de adoquinado, bastante irregular y muy incómodo para correr, siempre se intenta evitar por la acera. Mi carrera hasta el km. 12 es frustrante, tengo que parar hasta 5 veces para orinar (todo por beber agua varias veces por la noche) e ir recuperando el tiempo perdido.

Sigues por la margen del río y en el km 15 cruzas el puente de Don Luis I (casi único punto donde hay animación, junto con la meta) y vuelves hacia el mar siguiendo el río por la zona de Gaia, a partir de ahí te vas cruzando corredores (entre ellos Michel y Abel que van muy bien). En el km. 20 das la vuelta y vuelves por el mismo sitio, vuelves a cruzar el puente pero giras a la derecha. Desde la última parada en el km. 12 hasta este punto en el km. 25 he podido seguir un ritmo cómodo de 5:30, voy a gusto y con confianza.




En el km. 28 se vuelve a dar la vuelta, pasas por un control en el km. 30 y vuelves a llegar al puente, pero ya continuas por la margen derecha del río. En el km. 35 empiezo a sentir el cansancio, creo que mi ritmo se ha acelerado incluso hasta poco mas de 5'. En el km. 37, aprovechando que paso junto a Susana hago una pequeña parada, la necesito aunque sepa que no he hecho bien, de ahí en adelante nada vuelve a ser lo mismo, aparecen algunas cuestas que aun siendo pequeñas ya son molestas, tengo que bajar ritmos y caminar alguna vez, si a la ida me fijé en el mar, aquí ya apenas me fijo en él. Llegas al km. 41 y te enfrentas a la última cuesta, y finalmente no puedo bajar de 4 horas, aunque tampoco me importaba.

He entrenado sólo un mes y he conseguido acabar en 4:01:22, cansado y muy contento.




En meta, además de la medalla, recibimos una camiseta de algodón (pequeña), agua, powerade y abundante cerveza (rubia y negra), de lujo. De ahí, regreso al hotel en bus y taxi (muy barato éste último).

Tras ducharnos y comer, realizamos una visita a las bodegas Croft, todas las bodegas están en la margen de Gaia. Allí quedo con unos amigos que hice tres años antes en un viaje a Malí, Dino, Rosa y Paula. Me llevé una gran alegría porque no los había vuelto a ver, los vi igual de bien y siguen siendo tan simpáticos como antes, espero poder visitarlos de nuevo otra vez.




Finalmente volvimos a ver a Michel y Susana, para tomar las últimas cervezas y disfrutar de la mejor comida del viaje, y la más barata, aprendimos tarde pero bien.


Mis felicitaciones a Michel, por su mejor marca, lograda gracias a un buen entrenamiento, y a Abel, que consiguió su reto de bajar de 3 horas. Por supuesto a Santi por terminar su 4º maratón este año. Saludos también a los asturianos y valencianos, que también lograron acabar.

Mi agradecimiento también a Paula, Dino y Rosa por ir a verme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...