Ultimas carreras disputadas

21/05 Media maratón Segovia 2h00'19"

04/06 Beer Lover's maratón 6h12'26"

10/06 Media maratón Naturaleza 2h28'32"

Próximas carreras

25/06 Zumaia Flyschtrail
29/07 Desafío Somiedo 45k
09/09 Canfranc-Canfranc 45k
20/10 Raid des Bogomiles
19/11 Verona marathon

martes, 28 de junio de 2011

MARATÓN SOBRARBE 2011

Primera incursión de carreras de alta montaña y alta distancia, hasta ahora lo más parecido había sido el “cross de la cuerda larga” (28 km. en 2008), y la "ruta de los 3 ibones" (45 km. en 2009), si bien esta última realizada mayoritariamente andando. Elegí el maratón/ultratrail de Sobrarbe porque a priori era más sencillo que el MAM por tener menos desnivel acumulado. Tiene otras ventajas como puede ser el permitir correr mucho rato hasta el km. 24 acumulando poco desnivel hasta ese punto, la desventaja es que a partir del km. 24 vienen de golpe primero las subidas y luego las bajadas. El calor ha sido el protagonista ocasional.



Llegué el viernes a media tarde, bordeando el bonito parque natural de la sierra de Guara y me alojé en Aínsa, precioso pueblo con un casco antiguo situado en su parte alta. A las 7 de la tarde fui al castillo y recogí el dorsal y la bolsa del corredor, y tras cenar convenientemente en un restaurante de la Plaza Mayor me fui a descansar al hotel.

AÍNSA

A las 5 de la mañana, ya nervioso, estaba en el castillo de Aínsa, donde tomé el desayuno, ofrecido por la organización y bastante abundante. Con los nervios del momento, sin mucha experiencia en estas lides y sin conocer a nadie, indefectiblemente todos los demás me parecían avezados y experimentados montañeros con amplia experiencia, que me iban a dejar atrás poco a poco. A las 6:16 de la mañana, con una temperatura de unos 17º salimos los cerca de 300 inscritos.


La carrera sigue el GR-19 y tras pasar Tella cogerá el GR-19A. Tras salir de Aínsa (altitud 530 m.), cuesta abajo propicia para calentar, nos dirigimos hacia Pueyo de Araguás, hasta el km. 7 la carrera sube poco a poco, pero se va cómodo, se baja después a Araguás en el km. 9 (primer avituallamiento) y se continua hasta Laspuña (2º avituallamiento). Desde aquí hasta Lafortunada, en el km. 24, se va dejando a la izquierda el río Cinca, por una senda de apenas medio metro en un bosque, precioso recorrido prácticamente horizontal, con pequeñas cuestas arriba y abajo, a una cota media de unos 650 m.


Así llegamos a Lafortunada, km. 24 en unas 3 horas y media si no me equivoco. Hasta ese momento, los bosques y las montañas nos han protegido del sol, hemos realizado un desnivel positivo de unos 600 m., pudiendo correr al menos 20 de los 24 km.


VISTA DE LAFORTUNADA

En Lafortunada recogemos los bastones que la organización llevaba a ese punto a quien así lo quisiera, y realizamos otro avituallamiento. Previendo el fuerte esfuerzo que llega tomo bastante líquido y fruta, prácticamente estoy 5 minutos descansando.


A partir de ese punto comienza la ascensión, los 1400 m. restantes de una tacada, con un km. de resuello sobre el 29. Las cuestas que parten de Lafortunada son de mucha pendiente, empiezo bien pero pasados un par de kms me empiezo a cansar en exceso, sufro pequeños mareos a causa del esfuerzo y tengo que parar varias veces a beber, aún así me sigo quedando seco bastante rápidamente y no me acaba de sentar bien el agua con acuarius que tomo. Continúo despacio y logro llegar en ese km. 28 a Tella y bajar hasta Dolmen de Tella, tras casi 4 horas y media, allí se encuentra otro avituallamiento. Los avituallamientos están bien, agua y acuarius, naranjas, plátanos y frutos secos (la carrera se realizaba en régimen de semiautonomía). Repongo líquidos y sólidos convenientemente de nuevo porque preveo nuevo sufrimiento. Desde allí se ve una muralla delante, la sierra d´as Zucas (según el plano), con dos picos y una pequeña vaguada en medio, alguien dice que pasaremos por allí, me lo tomo a broma porque me parece imposible subir allí, supongo que bordearemos por algún lateral que no se ve desde ese punto.


Ayyy, que equivocado estaba. Comenzamos a subir, y a subir, y sólo subir, y cada vez más empinado, con vistas cada vez más espectaculares, hasta llegar al punto por donde habían dicho que se pasaba, el Portillo de Tella, a cota 2092 m. El sol y el calor se han cebado con nosotros, sin una sola nube ni vegetación que nos cubra a esas alturas nos torramos. Curiosamente desde Tella he ido cogiéndole el punto a la subida y he ido de menos a más, pasando incluso a gente. A escasos 100 m. del alto se encuentra otro nuevo avituallamiento. En todo este último trayecto y hasta el final los compañeros ya van siendo los mismos, y dependiendo del terreno nos vamos pasando y volviéndonos a coger. En las fuertes pendientes sólo se oyen resoplidos, no hay mucha charla.




La llegada al Portillo de Tella, en el km. 35, supone el fin de la ascensión, pero lo que viene a continuación es peor, al menos para mí. Un descenso brutal a partir de ese momento, zigzagueando por una senda de apenas 20 cm., con mucha grava a tramos. Habrá que bajar 1100 m. en 6 km. hasta llegar a Bielsa. Me cuesta mucho bajar y lo hago despacio, mis rodillas sufren y me va pasando gente. Así llegamos al punto denominado en el plano como “la Estibeta” donde hay un abrevadero y un refugio. Allí sigo a un compañero y en un momento dado comprobamos que hemos perdido las marcas del GR, por suerte sólo tenemos que retroceder unos 200 m. de ligera subida hasta recuperarlo de nuevo.


A partir de ese punto, seguimos bajando pero con menos desnivel y ya con mas vegetación. Se llega a un nuevo avituallamiento a falta de 4 km. y continua la bajada, ya por un sendero del bosque y pendientes mas controladas hasta llegar a Bielsa, a cota 1000 m. Me sorprende que pueda haber corrido esos últimos kilómetros sin tener molestias en las piernas y rodillas. Son las 14:06 y han pasado 7h50´ desde que salí.


El límite para la llegada a Bielsa estaba en 9 horas para el maratón, y 8 horas si se continuaba a la distancia ultra (65 km.). Teniendo en cuenta que había llegado al límite de tiempo para continuar, que estaba cansado, era la 1ª vez que corría un maratón de montaña, y aún quedaba otro puerto que subir aún más alto que el anterior y su posterior bajada hasta Plan (meta del ultra), decidí terminar ahí, había mucha gente terminando el maratón, bien por decisión propia, bien por llegar fuera del límite de tiempo para continuar.Tras reponer (mucha agua, fruta, frutos secos y una cervecita), nos llevaron en autobús hasta Plan, allí nos duchamos en el polideportivo, con agua fría (costaba meterse pero al final se agradecía). Después encadené unas cuantas cervezas y algo de comida en un bar del pueblo. Finalmente me fui al punto donde estaba la meta del ultra, para ver llegar a todos esos titanes que fueron capaces de terminarla, el último de ellos tras poco más de 13 horas, para quitarse el sombrero. Además aproveché el generoso grifo de cerveza que había dispuesto la organización.


A las 20:15 disfrutamos de una cena común, corredores y familiares, en el polideportivo (menú con ensalada, pasta y salchichas, yogurt, y vino o cerveza) tras el cual nos volvieron a llevar en autobús a los que así lo quisimos a Aínsa, a descansar al hotel.
Resumen, preciosa carrera y excelente organización, con unos paisajes espectaculares. Quizás la próxima vez, ya con más experiencia, sea el momento de intentar ese ultra.
Album picasa fotos:
https://picasaweb.google.com/yonheyPic/MARATONDEMONTANASOBRARBE2011#
Página web carrera:


lunes, 13 de junio de 2011

MEDIAS NATURALEZA / MONTES DE TOLEDO

Dos excepcionales carreras he podido correr y disfrutar estos dos últimos fines de semana, rodeado por buenos compañeros, como por suerte suele ser habitual últimamente.

El domingo 5 se disputaba por 1ª vez la media maratón de la naturaleza, con salida y llegada en Hoyos del Espino. Tras la ajetreada noche del sábado (con spa previo junto al hotel) en compañía de Carmen, Cristina y Manu, el domingo amanecimos un poco tocadillos por la juerga.

La carrera la pude disfrutar en compañía de Alberto, Juan y Jesús (Runners de barrio), Cristina y Santi. También andaban por allí varios tapieros, así como Luis Valero a quien pude conocer.


La carrera fue preciosa, con un recorrido ascendente la 1ª mitad hasta Navarredonda de Gredos, para luego volver en plan descendente, salvo las dos rampas finales que deshacían a casi todos los participantes. La climatología muy buena, tuve la suerte de no pillar lluvia en toda la carrera.

Al final, tras hacer toda la carrera junto a Eduardo, terminé en 1h53', bastante satisfecho, y más que quedé tras comerme el extraordinario bocata que nos ofrecieron en meta, bien mojado en cerveza.


El domingo día 12 era el turno de la II media maratón de los montes de Toledo, con salida y llegada en San Pablo de los Montes. Esta carrera, a la que asistí con Santi, Michel y Óscar, era bastante más dura y hacía mas calor.

Recorrido ascendente desde el km. 5-6 hasta el 11, con rampas muy duras, las vistas a partir del puerto Marchés eran estupendas. A partir del km. 11 se bajaba hasta el km 15 para ir hacia los Baños del Sagrario, donde estaba la meta, con un km. final terrible.

La organización fue perfecta, con mucha atención en el camino y un buen avituallamiento final. Mi tiempo fue de 2h05'.

A ver cuando podemos disponer de las clasificaciones y fotos de esta carrera.
Mis fotos como siempre en el picasa (las de San Pablo cuando vayan saliendo):
https://picasaweb.google.com/yonheyPic

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...