Ultimas carreras disputadas

21/05 Media maratón Segovia 2h00'19"

04/06 Beer Lover's maratón 6h12'26"

10/06 Media maratón Naturaleza 2h28'32"

Próximas carreras

25/06 Zumaia Flyschtrail
29/07 Desafío Somiedo 45k
09/09 Canfranc-Canfranc 45k
20/10 Raid des Bogomiles
19/11 Verona marathon

viernes, 6 de junio de 2014

EDINBURGH MARATHON 2014

Edimburgo ya estuvo en mi punto de mira para correr el maratón el año pasado aunque finalmente decidí con Santi ir a correr a Viena. A principios de octubre del año pasado decidí hacer este y me inscribí, quedaba mucho pero cuando quise darme cuenta llegó la fecha.
Más importante que el maratón era visitar y disfrutar de esta ciudad en compañía de Mapi, todo el mundo decía que era una ciudad muy bonita, y desde luego ninguno de las dos hemos terminado defraudados, la ciudad es una de las más bonitas que he conocido, además de tener un tamaño manejable para visitar unos días. La única pequeña pega puede ser la climatología, no debe ser fácil ver el sol por allí y nosotros no lo vimos demasiado, pero no nos podemos quejar porque no nos hizo mala temperatura ni nos llovió mucho.
Como lo más importante era la ciudad no me importó darme buenos pateos aunque las piernas me pudiesen pesar el día del maratón. El día anterior quedamos por la noche con dos compañeros de FFDR (Alberto y Benjamín) para ver el fútbol y tomar algo, y a mediodía con DavidCapa junto a su chica para comer.
Día D, el maratón comienza a las 10, y amanece lloviendo. Desplazamiento en autobús a la zona de salida, en el centro, y a tomar un café en un McDonalds, lo que había más a mano. El dorsal fue enviado por correo a casa una semana antes por lo que no había necesidad de asistir a la feria del corredor, que por otra parte debía ser muy pequeña.
Al llegar a la zona para dejar las bolsas ya había dejado de llover, camiones bien organizados para dejarlas rápidamente. De ahí a zona de salida, en mi caso color rosa. La salida en dos calles diferentes y paralelas, con unos 10' de diferencia. Los del medio maratón habían salido a las 8 de la mañana. Nadie controlaba el acceso a los cajones, pero casi todo el mundo iba a su color a diferencia de aquí que todo el mundo intenta salir más adelante entorpeciendo después. Buena temperatura para correr.

En cuanto se diese la salida Mapi cogería un autobús previamente reservado para irse a Musselburgh, meta de carrera, que es lineal, y allí me esperaría. 
Pasadas las 10 se daba la salida, como en las últimas maratones yo no había hecho preparación específica y lo fiaba todo a lo que me hubiera dado la montaña, en base a mi experiencia confiaba en hacer en torno a 4 horas aunque quedaba por ver como le afectarían a las piernas los paseos de días anteriores.
La carrera apenas discurre por el centro de la ciudad, y no se adentra en la zona más turística del Royal Mile, casi mejor porque ahí hay cuestas. En cuanto pasa junto junto la falda del Holyrood park ya se dirige a las afueras para llegar al mar y prácticamente no abandonarlo ya.
Lo primero que vi fue que los km. no estaban señalados en eso, en km., sino en millas, y yo no sabía cuantas millas eran hasta que vi un corredor con la camiseta que indicaba 26,2 millas. Sabía que un milla era en torno a 1,5 o 1,6 km pero al no llevar GPS ni pulsómetro ya no me iba a ser fácil calcular el ritmo medio que llevaba, tampoco me importaba. 
Allá por las 8 millas se llegaba a Musselburgh pasando junto a la zona de meta y se continuaba hacia el este pegados al mar, el perfil era totalmente plano y sólo un poco más adelante había ligeras cuestas sin ningún problema. Aún estaban llegando a meta corredores de la media (iban 3 horas y media de su carrera y a alguno aún le quedaba al menos media hora, eran corredores obesos, que pundonor).
Muy buena animación en muchos puntos y hasta casi las 13 millas (cerca del medio maratón) el aire no molestaba, este debe ser una de las peores cosas de este maratón, sí se notó un poco más algo más adelante aún yendo hacia el este pero tampoco era terrible, en algún tramo asomó el sol. Según la organización pasé los 10 km. en 54' y la media maratón en 1h53', no iba mal de cara a las 4 horas o no retrasarme mucho más. Hasta las 6 millas paré 3 veces a orinar, después ya no tuve que volver a hacerlo.
Los avituallamientos creo recordan tenían agua e isotónico, y en al menos tres puntos daban geles. En todo el recorrido había mucha gente, nada que ver con la organización, que ofrecía gominolas a los corredores, yo me debí comer 7 u 8, la primera de ellas la comí sin agua y se me medio quedó en la garganta, menos mal que el avituallamiento no tardó, los había más o menos cada 2 millas.
Una cosa positivas para mí eran esas indicaciones en millas, se me hacía más cómodo pensar por ejemplo que llevaba 8 de 26 millas, que no 13 de 42 km. aunque obviamente falte lo mismo. Además multiplicaba por 1,5 lo que llevaba pero suponía que la equivalencia era algo superior y por tanto llevaba más.
Pasada la media se circula por una carretera pegada al mar cruzándonos con los corredores que vuelven, se hace más entretenido buscar a los compañeros conocidos, pude ver a los dos.
A las 18 millas se da la vuelta, se desvía por un pequeño parque un par de millas para volver de nuevo a la carretera de vuelta, paso los 30 km. en 2h43' (media algo inferior a 5:30), todo marcha según lo previsto y pese a que las sensaciones kms antes no eran muy buenas sigo más o menos bien, quedan 7 millas, o sea, 7 pasos por carteles de señalización, aunque se tarde más en pasar entre ellos.
El último tramo ya voy un pelín más cansado pero voy aguantando, cruzo los avituallamientos caminando mientras bebo y hago alguna paradita en los kms finales cuando me empiezan a pesar las piernas.
Pasada la milla 25 está Mapi, paso junto a ella pero no me ve, yo la veo de casualidad porque a esas alturas ya llevo la mirada más en el suelo que otra cosa. Foto y se queda mientras yo recorro esa última milla ya entre bastante animación para terminar en un parque en 4h00'39". Muy satisfecho por el tiempo y por no sufrir mucho. Aún quedan muchos por llegar y es que fuera de España se toman con más calma las maratones y van más a disfrutar, no tienen la marquitis de este país.




Medallita y camiseta, fotito de recuerdo, recogida bien organizada de la mochila y tras llegar Mapi al punto de reunión donde habíamos quedado vuelta a Edimburgo, en ese momento se puso a llover bien. La vuelta en otro autobús reservado de la organización, algo de cola para cogerlo pero avanzaba rápido.
Y al llegar al hotel la cervecita bien ganada. Muchas gracias Mapi por tu apoyo y tu compañía en todo momento. La mitad de la medalla es tuya.
Maratón número 17 en asfalto, 23 considerando las de montaña. La próxima será en principio a finales de noviembre en Florencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...